Cuando el lenguaje se convierte en matemáticas

La suma de los adverbios de tiempo del texto era igual a la raíz cuadrada del árbol genealógico de su análisis sintáctico y dura aproximadamente una hora. Un sintagma nominal sujeto se escapa por  la primera persona del plural hacia un futuro imperfecto o pluscuamperfecto. Pero se queda encallado en una coma y ya no puede avanzar.

Entonces, para salir hacia delante el sujeto propone un hipérbaton, pero rechazada por todos esta propuesta es vista con simpatía por un solecismo, un silogismo y una sinestesia.

La nostalgia del mamá-papá se ve envuelta en el olvido y un estresante delirio de crucigrama nos devuelve al vértigo de la sofisticación del otorrinolaringólogo. Del papá-mamá al otorrinolaringólogo en apenas dos líneas, y unos leves doce años.

Una tenue lluvia de finísimas metáforas cubre el cielo y el sujeto, en pronombre reflexivo, se enamora de la sencillez de las palabras que más cuestan decir. Después, un travieso asterisco engominado hará de punto final.

[imposiblenoexisto]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *